Trastornos del aprendizaje

Stressed elementary school boy with reading problems trying to remember

Los trastornos del aprendizaje y en particular el trastorno disléxico afectan de forma significativa a una parte de los escolares y, en consecuencia, generan un retraso progresivo en el rendimiento académico de los mismos.

La Dislexia es un síndrome o conjunto de causas determinado, que se manifiesta como una dificultad para la distinción y memorización de letras o grupos de letras, falta de orden y ritmo en la colocación, mala estructuración de frases, etc.; que se hace patente tanto en la lectura como en la escritura.

Las características más frecuentes, pero no por ello imprescindibles, que se suelen dar en niños que presentan dislexia son las siguientes:

  • Falta de atención. Debido al esfuerzo intelectual que tienen que realizar para superar sus dificultades perceptivas específicas, suelen presentar un alto grado de fatigabilidad, así como desinterés sobre todo  a nivel de la lectoescritura,
  • Desinterés por el estudio. La falta de atención, unida a un medio familiar y escolar poco estimulantes, hacen que se desinteresen por las tareas escolares. En consecuencia, el rendimiento y calificaciones escolares son bajos.
  • Inadaptación personal. El niño disléxico, al no orientarse bien en el espacio y en el tiempo, se encuentra sin puntos de referencia o de apoyo, presentando en consecuencia inseguridad y falta de estabilidad en sus reacciones.

La dislexia se manifiesta de una forma más concreta en el ámbito escolar, en las materias básicas de lectura y escritura. Según la edad del niño, la dislexia presenta unas características determinadas que se pueden agrupar en tres niveles de evolución. De modo que aunque el niño disléxico supere las dificultades de un nivel, se encuentra con las propias del siguiente. De esta forma, la reeducación hará que éstas aparezcan cada vez más atenuadas o que incluso lleguen a desaparecer con la rehabilitación. A continuación realizamos un análisis por rangos de edad.

Niños de edades comprendidas entre los 4 y los 6 años

Esta etapa coincide con la etapa preescolar. Los niños están iniciándose en la escritura y en la lectura, pero como no se ha producido la adquisición total de éstas, los trastornos que presenten serán una predisposición a la dislexia y se harán patentes en el próximo nivel o en edades más avanzadas. Las alteraciones se manifiestan más bien en el área del lenguaje, dentro de éstas podemos destacar:

  • Supresión de fonemas yo confusión de fonemas
  • Pobreza de vocabulario y de expresión junto con una comprensión verbal baja
  • Inversiones, que pueden ser fonemas dentro de una sílaba, o de sílabas dentro de una palabra
  • Mala estructuración del conocimiento del esquema corporal
  • Dificultad para distinguir colores, tamaños, formas…
  • Torpeza motriz con poca habilidad para los ejercicios manuales y para realizar la escritura

Niños de edades comprendidas entre los 6 y los 9 años

En este periodo la lectura y la escritura ya deben estar adquiridas por el niño con un cierto dominio y agilidad. Es en esta etapa donde el niño disléxico se encuentra con más dificultades y más pone de manifiesto su trastorno. Las manifestaciones más corrientes en este periodo son:

  • Confusiones e inversiones de letras que tienen una similitud en su forma y en su sonido
  • Inversiones en el cambio de orden de las letras
  • Omisión o supresión de letras
  • Sustitución de una palabra por otra que empieza por la misma sílaba o tiene sonido parecido
  • Falta de ritmo en la lectura, saltos de línea o repetición de la misma

Niños mayores de 9 años

En el lenguaje tienen dificultades para construir frases correctamente, y conjugar los tiempos de los verbos.

  • La comprensión y la expresión son bajas para su capacidad mental
  • La lectura suele ser mecánica, debido al esfuerzo del niño en centrarse en descifrar palabras, sin atender al significado de las mismas
  • En la escritura es frecuente el agarrotamiento y cansancio muscular. La caligrafía es irregular y poco elaborada

En GABINET PSICOLÒGIC ROMEU somos conscientes de la importancia de un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado para obtener una mejoría más significativa. Para ello disponemos de 3 profesionales que trabajan conjuntamente de forma interdisciplinar la complejidad de este trastorno, como son la psicopedagoga-logopeda, la neuropsicóloga y la psicóloga infantil. Cada una en su área de especialización se ocupan de la recepción del caso a tratar, la exploración y el plantemiento terapéutico a realizar.

Si desea evaluar su caso o el de su hijo / hija, visite nuestro Servicio de Neuropsicología, Orientación escolarReeducación escolar escolar o telefonee al 93 7888939

Si tiene problemas de tiempo, mobilidad o bien lo prefiere, utilice nuestros Servicios online