Los niños prematuros pueden tener problemas de lenguaje

Sumada a todas las complicaciones ya conocidas por las que debe atravesar un bebé prematuro, es decir, un niño que nació con menos de 37 semanas de gestación, ahora se conoce que estos pequeños podrían manifestar en su desarrollo grandes problemas de lenguaje, comparados a aquellos niños que tienen la suerte de nacer a término.

 

 

Esto se pudo conocer gracias a un nuevo estudio llevado a cabo por la Academia Estadunidense de Pediatría. Todo el proyecto estuvo a cargo de Inge L.van Noort-van der Spek, quien por el momento declaró que si bien se conocen las posibilidades no se sabe aún si esos problemas de lenguaje pueden disminuir, empeorar o mantenerse estable a lo largo del tiempo y de su vida.

Según los datos que emite la World Health Organization, hay un total de 13 millones de bebés en el mundo que nacen de forma prematura cada año, y que como prematuros tienen serias posibilidades de desarrollar discapacidades importantes tales como retraso mental, parálisis cerebral, disfunciones visuales y auditivas graves, o trastornos de aprendizaje y como sabemos ahora, de lenguaje.

Para desarrollar la investigación se trabajó con una base de datos de estudios publicados entre el período comprendido por enero de 1995 y marzo del 2011, realizados en base a las funciones del lenguaje en niños nacidos antes de tiempo. La idea original era la de determinar cuál es el curso de desarrollo de las funciones del habla en esos niños nacidos de manera prematura, comparados a los niños nacidos con un tiempo promedio de gestación.
Se realizaron comparativas y las diferencias entre ambos grupos demostraron que se hacían más evidentes sobre todo hacia las edades entre los 3 y los 12 años. Los investigadores comentaron la importancia de realizar una detección oportuna de este tipo de problemas en los niños y realizar, una intervención a tiempo para tratar los problemas de llenguatge en esta creciente y vulnerable población de niños prematuros, ya que de esa manera solamente se pueden prevenir problemas emocionales y sociales, déficits de aprendizaje, problemas de conducta y de desarrollo personal, pudiendo llegar a evitar la necesidad de educación especial.
Concretamente, los bebés prematuros van encontrando serias dificultades con la función de un lenguaje complejo a medida que van creciendo, por lo que es necesario tener en cuenta esa posibilidad en el seguimiento médico del desarrollo de este tipo de niños.

 

Para saber más sobre el tema podéis visitar el siguiente enlace:

http://www.sap.org.ar/docs/congresos/2010/neo/martineztrastornos.pdf

 

Laia Escobar

Logopeda Infantil y Neurologopeda CLC, núm. 083636

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *